colombofilia Zacapu
  LA CIENCIA Y EL ARTE DE LA CRIA
 
LA CIENCIA Y EL ARTE DE LA CRIA


La crianza de perros de pura raza es una ciencia y un arte, unidos a una gran dedicaci6n. No se trata jamás de aparear "un guapo macho" con una "guapa hembra" y cuidado con eso de "guapo" me refiere a ejemplares que reunen todas las características casi a la perfección de la raza. Por lo tanto, se trata aun menos de aparear a macho y hembra de la misma raza cuando uno de ellos o ambos son simplemente ejemplares mediocres.

Para comenzar, diremos que no existe ningún perro absolutamente perfecto; el título de "Campeón" se otorgá a los que han probado ante los jueces y ante el público que reunen, mejor que los demás con quienes han concursado, el mayor conjunto de características típicas del standard de la raza. No obstante, este campeón, el "perro guapo", puede ser perfecto en el 90%, de las características, suficientemente bien en otro 5% y mediocre en el restante 5%.

Si cruzamos a una hembra también "casi perfecta" con este macho "casi perfecto", no es una garantía absoluta que los hijos van a ser ni tan buenos ni mejores que sus padres individualmente. De hecho, si el "fallo" de la madre es el mismo que presenta el padre tanto en su apariencia como én sus composiciones genéticas podemos tener la seguridad que ese fallo se hará evidente en los hijos y posiblemente de una forma aún más marcada que en los padres.

El cruce indiscriminado entre un macho y una hembra por la simple razón que ambos posean pedigree de ser de la misma raza, no es "criar buenos perros". Es, sin más, el detioro de una raza; imperdonable en aquel que profesa tener amor a ella. Además, representa un fraude para con aquel que compra uno de los cachorros a estos "criadores" sin escrúpulos, ya que si uno quiere adquirir un ejemplar de una raza determinada, tiene el derecho de que le dén eso, un buen ejemplar de ella.

El que no tenga cuidado en sus cruces con el fin de producir unos buenos ejemplares -o sea, aquel a quien no le importa la pureza de la raza ni la satisfacción ni desilusión del comprador de los cachorros- tampoco suele tener mucho cuidado en los demás factores que forman parte de una crianza correcta. Me refiero a la frecuencia de cruce de la hembra (que en ningún caso debéría ser más que una vez al año) así como la nutrición de esta y los cachorros, además de unas perfectas medidas de higiene y ambientación, deparasitación y vacunación de los pequeños. El que paga las cónsecuencias de estos "descuidos" es el comprador del cachorro, ese no entendido de buena fe, que no solo tendrá un perro muy por debajo de lo establecido por el standard de la raza en cuestión, sino que a menudo encontrará que tiene un cachorro descalcificado, enfermizo, con taras genéticas (como puede ser la displasia de la cadera) y necesitado de muchas visitas al veterinario y medicación vaya, que el "chuchito" al final llegará a costarle el doble que si hubiese comprado un excelente ejemplar de la raza a un criador serio desde el principio.

El cruce que producirá excelentes ejemplares es aquel que aporte un perfecto equilibrio genético. A través de los muchos criadores en el mundo entero, y durante muchas generaciones, se han producido distintas "líneas" dentro de cada raza. Aunque el standard es, en su esencia, el mismo internacionalmente, su traducción y la libertad que cabe en él, han dado lugar a pequeñas diferencias de opinión, interpretación y gusto de cada uno. (Por ejemplo, "una pequeña mancha en la garganta" puede significar para uno una mancha del tamaño de un duro, mientras que para otro puede significar una mancha de 5 cms. de diámetro). Por eso, existen, dentro de lo correcto en el standard, diferencias fácilmente reconociblés entre una línea y otra. El perro homocigótico para su línea o sea, (aquel que tiene genes dominantes para producir las características de ella) cruzado con otro que sea homocigótico para otra línea, puede, repito, puede dar unos hijos muy hermosos. Pero, como estos hijos son todos heterocigóticos (con unos genes dominantes de una línea y otros de la otra) los hijos de estos pueden darnos algunas sorpresas no muy agradables en su falta de harmonía de características.

Puede también que dos ejemplares de la misma línea den unos resultados muy buenos que seguirán perfeccionando a esa línea o puede, por un exceso de homocigoticidad, que los resultados séan un auténtico, fracaso.

La complejidad genética es algo que asusta al criador serio (al que no es serio no le preocupa en absoluto) porque aunque la genética sea una ciencia cierta, la combinación de los genes para la formación de un nuevo ser es siempre "al azar". De hecho, la combinación genética puede dejar en ridículo al criador más serio a pesar de sus cuidados y largos estudios tanto prácticos como teóricos. Pero, de lo que no cabe duda es que si los "buenos" genes no existen desde el principio, ningún criador será capaz de reproducirlos. Entonces, ningún criador puede garantizar al comprador de un cachorro que este va a ser campeón (en lo que interviene además el cuidado que el nuevo propietario va a tener para con él) pero sí puede, y debe, asegurar al comprador que el perro es de buena calidad, que está sano, y que no tiene defectos congénitos ni hereditarios (por ejemplo la displasia de la cadera, falta de dientes etc.) Además, un criador serio debe estar siempre dispuesto a tomar la responsabilidad para los fallos de este tipo, o devolviendo el dinero al comprador o cambiándo le el perro por otro.



METODOS DE CRíA 1. "ln-breeding"

Significa el cruce de dos perros pertenecientes a la misma familia entre sí. Su expresión máxima es de hermano/hermana, o padre/hija etc. A pesar de su "fama", el inbreeding no es necesariamente malo, pero para hacerlo bien hay que tener un amplío conocimiento de las leyes genétícas, y conocer a fondo y en detalle los padres, abuelos y bisabuelos de los perros en cuestión. Es un arma muy útil en manos expertas, y sumamente peligrosa en manos del no entendido. No es, entonces, nada aconsejable para aquel que no reune el conocimiento y experiencia imprescindible para aplicar debidamente este sistema.

Ventajas: La selección constante de determinadas caracteristicas hace que el resultado -a través de 3 ó 4 generaciones- sea un perro dominante para todas esas características. Es una forma de fortalecer lo deseado y de eliminar lo no deseado.

Desventajas: En el cruce de por ejemplo hermano con hermana, al tiempo que se producirán algunos cachorros reuniendo lo deseado de ambos, también aparecerán algunos que reunen todo lo no deseado. Estos últimos son o bien el resultado de fallos que ya se veían en uno de los ejemplares (Si se veían en ambos, nunca deberían haber sido apareados), o bien porque el gen del "fallo" estaba disimulado en la composición genética de los padres, heredado por lo tanto de los padres de estos. Por ello, la necesidad de conocer intimamente a toda la "familia", como son y como reproducen, antes de hacer el inbreeding.

Al meterse en in-breeding, el criador ha de estar preparado para estos "desastres" que han de ser o bien eliminados o neutralizados para que no puedan reproducirse jamás ni tan siquiera "por accidente". Si no se es dispuesto a ello, a afrontar las consecuencias del in-breeding, más vale no meterse en ello. Otra desventaja del in-breeding, llevado a cabo de forma extrema, es 1º menor índice de fertilidad tanto en los machos como en las hembras; 2º mayor predisposicición a las enfermedades; y 3º fallos del sistema esquelético, crecimiento y desarrollo. El criador que utiliza este sistema debería estar dispuesto a guardar todas sus camadas hasta que alcancen la edad de madurez para estar seguro que cuando finalmente las vende los perros están exentos de fallos del crecimiento; y que ya han pasado por la delicada época de jovénes cuando están más expuestos a las enfermedades víricas etc.

2) Line-breeding

Significa el cruce de dos perros de la misma línea, o sea, es un tipo de in-breeding débil. En su extremo más cercano al in-breeding podríamos considerar el cruce de medio-hermanos, padre-nieta, primos etc. El line-breeding se efectuó para fortalicer las mejores características de la línea sin perder su "tipo establecido", sin arriesgar tantos problemas como pueden surgir del inbreeding estricto.

Ventajas: Es el sistema más común entre 'los criadores serios ya que les permite incorporar las virtudes de ambos progenitores en los hijos pero sin doblar los riesgos de producir ejemplares tan defectuosos. Es una forma de conseguir que los "puntos buenos" de un tal perro (llamémoslo "Tal") se expresen en forma segura en la nueva generación. No obstante para ello hemos de tener en cuenta todos esos rasgos de toda la familia en cuestión para asegurar que mientras se reproducen los buenos puntos de "Tal", no vayan a reproducirse los malos puntos de "Cual", miembro de la misma familia. Para "reproducir el tipo de Tal", es necesario que Tal conste en el pedigree de la nueva generación varias veces. Si contamos a los padres como Generación 1, Tal tenía que aparecer 2 veces en la Gen-2, 3 veces en la Gen-3,, ó 4 veces en la Gen-4.

Desventajas: Son las mismas que del in-breeding aunque algo más suaves en su repercusión. No obstante, un line-breeding continuo nos llevaría a los mismos resultados del inbreeding falta de vigor reproductivo, desordenes esqueléticos, etc.

3) Grade-Up Breeding

Significa el subir de grado (hacia la perfección) de los ejemplares que son mediocres. El proceso consiste en encontrar a un semental que sea homocygótico para todas las características que deseariamos producir (O sea, un , macho que no tenga genes recesivos para ellas). Es imprescindible estar seguro de dicha homocygoticidad, conociendo a fondo los padres, abuelos y bisabuelos de él, así como los que ha producido en cruces anteriores. Cruzando la hembra mediocre con este perro, posteriormente se cruza una hija de ese cruce nuevamente con sú padre. Una hija de este cruce se vuelve a cruzar con su padreabuelo (O puede utilizarse un hermano u otro pariente cercano a él siempre que sea igualmente homocygótico). Durante 5 generaciones, las hembras "vuelven" al semental/familia.

Ventajas: Se logra, efectivamente, que de una línea mala, a través de 5 generaciones, se produce una línea buena.

Desventajas: Como este upgrade es, a fin de cuentas, un tipo de in-breeding, mientras que no se producirán ejemplares recesivamente defectuosos, sí pueden producirse problemas de fertilidad, debilidad ante las enfermedades etc. Además, después de luchar para criar 5 generaciones, el resultado final no será mejor que el semental que elejimos al principio. Por lo tanto, es más práctico y más seguro desistir de criar con ejemplares mediocres, colocar a estos en casas donde no serán nunca usados para criar, y de adquirir una buena hembra con quien se puede criar buenos ejemplares desde el principio.

4) Out-breeding

Significa cruzar "fuera de línea", o sea, entre perros de la misma raza que no tengan ningún pariente en común entre las últimas cinco generaciones.

Ventajas: Es una forma muy util, sobre todo, para eliminar las características homocigóticas recesivas de los ejemplares. Por ejemplo si la perra es excelente pero tiene un fallo que reproduce además en los hijos (como puede ser, por ejemplo, estrechez de pecho) es conveniente cruzarla con un macho que no solo tenga el pecho perfecto sino que también lo tienen sus padres, abuelos e hijos de cruces anterióres. Este perro homocigótico para pechos perfectos nunca dará hijos de pecho estrecho.

Desventajas: Lógicamente, este semental del buen pecho,no solo va a aportar el buen pecho, sino toda una serie de genes tanto, dominantes como recesivos que podrían alterar la línea ya conseguida por el criador de la hembra. Por ello, es necesario que los hijos de pecho perfecto (recordando que todos tendrán buen pecho pero todos serán capaces de producir mal pecho también por la heterocigoticidad) sean introducidos nuevamente en la familia de "línea tipo". Sólo un 50% de los hijos tendrá el buen pecho, y de forma heterocigótico. A la tercera generación se pueden cruzar estos hijos/nietos entre sí produciendo algunos ejemplares homocigóticos para el buen pecho incorporado el resto de las características de la línea tipo. Cruzando el resultado de ese cruce con hembras de pecho estrecho de la misma línea o incluso de otra línea, se verá cual es el homocigótico de la familia ya que todos los de "su" camada tendrán el pecho amplio mientras que los heterocigóticos tendrán algún porcentaje de pechos estrechos.

Otra desventaja es que, a pesar de que la primera generación sea buena en un out-breeding dónde no se pretendía "eliminar" ningún defecto especifico sino mejorar en general, todos los hijos posean los genes de las dos líneas. En los cruces de entre ellos (in-breeding hermano/hermana) veríamos que algunos de los hijos se parecían a un abuelo pero con determinadas características de una abuela etc. y esas características no necesariamente resultan armoniosas, por "hermosos" que fuesen el abuelo y la abuela en sí individualmente.

5) Cross-breeding

Significa el cruce entre perros de diferentes razas. Hoy en día, "accidentes" y perros vagabundos aparte, ningún criador se dedica a cross-breeding, ya que existen razas suficientes para cubrir todos los trabajos o cualidades que se pueden necesitar de un perro. Por supuesto, las razas puras que conocemos hoy en día son, en su mayor parte, el resultado de los cruces de este tipo de hace un siglo o más. Si deseasemos hácer una nueva raza, habría de guardar todos los hijos de cada generación para ir seleccionando los que más se acercaban al "ideal" concebido. Normalmente se necesitarían unas 1 5 generaciones para tener "una raza" y luego podrían pasarse muchos años más hasta que fuese aceptada por algún organismo oficial.

6) ln-breeding x in-breeding

Significa el cruce de un perro procedente de un "in-breeding" de una línea cruzado con otro de un "in-breeding" de otra línea. O sea, ambos son homocygóticos para gran número de características de su línea y ahora se utilizan en un "out-breeding" a un "line-breeding" débil, para juntar lo mejor de ambas líneas.

Ventajas: Si tenemos la suerte de encontrar a dos líneas cuyas composiciones genéticas hacen "Clic", será el éxito total. Por supuesto lo normal es pasar años y años buscando a esas líneas que vayan a hacer "Clic"!

Desventajas: La homocigoticidad del macho (digamos AA) puede encontrarse con una homocigoticidad recesiva en la hembra (aa) por lo que todos los hijos serán heterocigóticos Aa. Habrá de cuidar mucho los cruces de estos, "volviendo" a una de las líneas en cuestión, para evitar que tengamos sorpresas de poca harmonía.

LA OBLIGACION DEL CRIADOR

- Antes de hacer criar a su perra, preguntese lo siguiente: ¿La perra es de tal calidad que cruzándola conseguira mejorar la raza? Si no es así, Vd. no debe utilizarla para la reproducción. Los argumentos "le vendría bien a la perra tener hijos", "me hace gracia la idea de los cachorritos", o "es una buena forma para explicar a mis hijos las cosas" no son válidos. No lo son porque aunque Vd. cree que "seria bonito", no es nada bonito ni ético criar unos perros que no hacen nada por su raza y que probablemente acaban poco estimados y finalmente mal tratados o vagabundos. Más, si vende los cachorros, es un fraude al comprador que cree que está adquiriendo algo bueno.

Aun en, el supuesto que la perra de una calidad apta para la reproducción en beneficio de la raza, ¿Conoce Vd. personalmente a toda su familia? Solo así podrá prever los fallos que su perra podrá transmitir a sus hijos. ¿Conoce Vd. el macho más indicado para ella, y la familia de este? (Por súpuesto, un criador serio no tendrá inconveniente en trasladarse a cualquier parte de Europa o aún más lejos para hacer el cruce idóneo, y pagar la cantidad que sea necesaria para la monta, si aquello va en beneficio de su raza).

Finalmente ¿Sabe Vd. cuanto cuesta criar a una camada "como Dios manda"? Creo que el error más común es aquel de creer que el criador gana dinero con sus perros... les puedo asegurar que no es así. Normalmente un buen criador o pierde dinero o en todo caso cubre gastos (y por cubrir gastos no incluyo lo que habría de pagar por mano de obra cuidando a los animales 24 horas al día todos los días al año y sin derecho a hacer huelga) Adquirir un buen ejemplar no es nunca barato; luego hay que alimentar a la perra hasta que tenga su primera camada (alrededor de los 2 años), ocuparse de la salud, vacunas, higiene y ambiente de la perra, etc. Y finalmente, buscarle el macho adecuado, viajar hasta allí con los correspondientes gastos de viaje, hotel etc., pagar la monta (y esperar que no quede "vacía" porque habría de volver a viajar 6 meses después). La hembra preñada necesita unos cuidados y alimentación especial, calcio y vitaminas, ejercicio controlado etc. A partir de la edad de un mes de los cachorros y, hasta las 8 ó 9 semanas que es cuando deberán ir a sus nuevas casas (y no antes), los cachorritos necesitan una alimentación muv especial y equilibrada. (Me refiero a cuando queremos que crezcan sanos y fuertes; si nos da lo mismo, podríamos hincharles de piensos y venderlos a mediodestetar, y que el nuevo propietario se las arregle como pueda). El costo de levantar la camada durante esas cuatro o cinco semanas se calcula, por experiencia, en jinas 1.000 Ptas. diarias por una camada de ocho. Luego hay que desparasitarIos, socializarlos, y vacunarlos. Me atrevo a afirmar que aquel que gana dinero con sus perros no lo hacen bien o tiene mucha suerte, cosa en que creo bien poco. O cruza su hembra más de una vez al año (lo que agota a la hembra y produce cachorros débiles y descalcificados), o no cuida la cuestión de buscar y pagar el macho idóneo para ella, o no alimenta debidamente a la madre y/o a los cachorros, o vende los cachorros demasiado jóvenes o los vende sin vacunar. O, en el más sublime de la falta de escrúpulos, hace todo eso a la vez.

Al futuro criador le diría:

Mucho cuidado con lo que haces. Si necesitas ayuda, pídela a un criador serio de su raza. Este sin duda te aconsejaria, pues su único interés es en la mejora de la raza.

Al futuro comprador le diría: Mucho cuidado donde compras. Has de convivir con ese perrito durante un promedio de 10 años, así que elíjelo bien. Nada de prisas y descuidos que, luego pagarías caro. Pide ayuda a la Sociedad Canina de tu región, visita las exposiciones, habla con los criadores y los expositores, estudia todo lo que puedas sobre la raza preferida. Luego, sobre todo, manten un estrecho contacto que el que finalmente te concede un cachorro. No hay nadie tan indicado como el criador del perro para ayudar y asesorar sobre la dieta y demás cuidados de él. Recuerda: el criador serio NUNCA te cerrará las puertas, porque a él le interesa tanto o más que a ti que ese cachorritó, criado con amor, ciencia y dedicación, llegue a ser un ejemplar digno de su raza.

Susana Duran
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=